Ir a portada

 Crítica de LIBROS
Jueves, 14 de abril de 2005
Amos Oz: Una historia de amor y oscuridad
por Pedro Galiano

Autor/es: Amos Oz
Título: ‘Una historia de amor y oscuridad’
Traducción del hebreo de Raquel García Lozano
Editorial: Siruela
644 páginas, 25 euros
A MEMORIA, cuando se plasma en un libro, evita que se difumine la propia identidad, actúa de antídoto contra el más triste de los olvidos, el de uno mismo. Lo que somos es  consecuencia de dónde venimos, y Amos Oz, además de saber perfectamente quién es, sabe contarlo. Para hacerlo ha escogido el camino más ameno posible, el de la autobiografía novelada. Un territorio donde, manejándose con discreción, puede desnudarse sin el exhibicionismo grosero al que nos tienen acostumbrados los advenedizos de este género literario, sin sentirse expuesto en un escaparate para curiosos, a los que considera  “malos críticos y lectores”, y que no buscan otra cosa que husmear en la vida privada de los demás. Rodeado de literatura desde su más tierna infancia, el autor es consciente del poder de las palabras, que en sus manos rebosan sabiduría, comprensión, ternura y, sobre todo, una desbordante imaginación que, en medio de una niñez constreñida por una estricta moralidad, en sus propias palabras “carcomida por la buena educación”, era la única ostentación que le estaba permitida, y que es más, le era alentada por Fania, su ensoñadora madre y personaje angular del relato.

Hijo de un matrimonio exiliado en Jerusalén, Amos Oz nos sumerge con maestría narrativa, por medio de la historia de su familia en primer plano, en las fobias, ilusiones, odios, complejos, orgullos, forma de pensar, sentir, hablar, vestir y hasta de comer de los judíos de Israel durante los años que van desde la década de los treinta hasta la de los cincuenta del siglo pasado. Sí, cuenta el dolor y el miedo que estaba instalado en el tuétano de una sociedad, pero sin revanchismos maniqueos, con el deseo de denuncia de toda infamia, sea ésta obra de antisemitas crueles o fanáticos sionistas. En este sentido, el autor argumenta que “en la vida de los individuos y de los pueblos, los conflictos más terribles son casi siempre los que estallan entre dos perseguidos”, en clara alusión al conflicto palestino-israelí.

Capaz de mostrar el lado tragicómico de la vida sin necesidad de servirse del lacerante lenguaje de los profesionales de la ‘novela irónica’, Amos Oz ha escrito un libro mágico, de esos que uno desearía que nunca se acabaran.

|


Imprimir
Opine sobre el artículo:
Envíenos su opinión
vía formulario
Atrás


© Semanario EL OJO CRÍTICO. El semanario EL OJO CRÍTICO se edita en Mancha Real (España, UE). C/ Callejuelas Altas, 34. 23100 JAÉN. Teléfono: (34) 953 350
992. Fax: (34) 953 35 20 01. Teléfono de atención al lector: 678 522 780
(llamadas a tlfno. móvil)


 Además...
 Lea más críticas
 Opciones
 Imprima esta página
 Copia para imprimir
 Añada su comentario
 Envíenos su opinión
Recomendar artículo
cortesía de miarroba.com
 Buscadores
Buscar en elojocritico digital
powered by FreeFind


Mapa del sitio
Google

 Webs otros medios



Publicidad