Ir a portada
ENTREVISTA
Miércoles, 22 de junio de 2005



por PEDRO GALIANO

El debut discográfico de Celofunk (Vampisoul) no ha dejado indiferente a nadie. Avalados por un incendiario directo y una decena de cañonazos funk-rock, el octeto madrileño se han convertido en tiempo record en un referente nacional en cuanto a grupos de inspiración negroide. Libres de militancias sectarias, ajenos a maniqueísmos de estilo, su secreto está en la sencillez y amplitud de miras, cualidades que pudimos comprobar en una distendida charla que mantuvimos con Susana y Javier, dos de sus miembros.



Tocar música negra no implica que sólo escuches sonidos negros. No somos un grupo de revival, estamos abiertos a todo
ESGUARDADOS DEL sofocante calor que azota Madrid en una pequeña cafetería del Barrio de las letras, no pierdo un segundo en poner en marcha la grabadora para que no se escape ni una palabra de la animada conversación que estoy manteniendo con Susana (cantante) y Javier (batería), quienes se consideran afortunados por haber sacado el disco bajo el manto protector de Vampi. “Seguramente, si hubiéramos grabado el disco en otro sello, no habría tenido la misma repercusión. Desde luego, aparecer en el catálogo de Dusty Groove (conocida tienda de discos de Chicago) no lo hubiera pensado en la vida”, confiesa Susana. Opinión a la que se suma Javi: “Vampi es una marca con prestigio, te da credibilidad. La prueba es que estamos en todas las tiendas de internet importantes especializadas en música negra”. Un cobijo discográfico que les ha librado de prejuicios ahorrándoles tener que dar muchas explicaciones sobre la gestación del proyecto que, sin embargo, insisto en pedirles. “Con mi anterior grupo - nos cuenta Javi - Disky Wick, llevábamos un rollo más acid-jazz con loops y todo eso, y siempre soñábamos con hacer una banda de funk. Un día les presenté a Susana y nos convencimos de que aquello era posible. Luego fuimos incorporando músicos hasta completar la formación actual”. Llegado este punto, hemos de decir que Celofunk son Susana y Alicia Ruiz (voces), Daniel ‘Txaras’ (piano y hammond), Javier Gómez (batería), José A. Herranz (guitarra), Santiago Martín (bajo), David Carrasco (saxos) y Santiago Cañada (Trombón). Tras este inciso, retomamos el hilo de la  conversación con Susana haciendo hincapié en que “el grupo ha surgido de una manera espontánea más que buscando un sonido concreto”, idea corroborada por Javi, para quien Celofunk “no es un grupo de laboratorio, es real, nació de forma casual. No es un producto meditado. Hemos ido experimentando poco a poco y hemos llegado hasta aquí”.

Evolución versus integrismo
La fórmula, no obstante, no está ni mucho menos cerrada a tenor del amplio espectro de sonidos e influencias de las que se nutren. “El grupo es muy abierto, estamos componiendo nuevos temas con pinceladas de otras cosas y que a nosotros mismos nos están sorprendiendo. Nunca vetamos una composición porque se salga de una determinada ‘onda’ que es la que se nos presupone. No somos un grupo integrista y eso, creo yo, es esperanzador para el futuro porque irá evolucionando”. Argumento que desgrana Javier de forma pasional y al que Susana pone la guinda con rotundidad por si quedaba alguna duda: “nos movemos siempre dentro de una línea, que es hacer lo que nos da la gana en todo momento, no nos cortarnos de tocar lo que nos apetece”.

Como todo en Celofunk, el salto de las versiones a los diez temas propios que conforman el disco fue espontáneo o, a lo mejor no tanto, como se infiere de las palabras del batería. “Tocar versiones es muy divertido, un aprendizaje necesario. Pero un día Susana nos puso firmes conminándonos a que diéramos un paso adelante con un proyecto comprometido. Ella tenía temas escritos y nos dio el empujón que necesitábamos”. La cantante y compositora, por alusiones, expone sus argumentos. “Había llegado un momento en que lo contrario hubiera sido no querer asumir la responsabilidad de tener un proyecto y unos temas que defender. Se daban todos los ingredientes y les hice ver que era algo necesario. Aunque no fue fácil porque tuve que ponerme dura (risas)”. Escuchándola, observando su vehemente gestualidad, no me queda la menor duda acerca de su poder de persuasión, como tampoco de la satisfacción que experimentó al comprobar el resultado final del disco por primera vez. “Estoy muy contenta con el sonido que hemos conseguido (el disco está producido por Daniel Alcocer). Fue algo milagroso”, lo que suena algo exagerado hasta que Javi nos confiesa que “lo grabamos en tres días encerrados en La Boca del Lobo con un equipo portátil porque no teníamos dinero y desde luego la producción es muy básica”.

De profetas y sus tierras
Un primer elepé autofinanciado y autoproducido que, de no ser por el interés de Iñigo Munster, capo de Vampisoul, me aseguran que habrían autoeditado. Aunque, huelga decirlo, los canales de difusión de los que hubieran dispuesto en ese caso habrían tenido una repercusión ínfima. En este sentido, Vampi les asegura una cobertura mundial que, les pronostico, va a hacer que se vendan más copias del disco en el extranjero que en nuestro país. Javier está de acuerdo ya que para él “lo que está claro es que aquí (por España) ya hemos llegado al poco público que de verdad está interesado en la música negra, mientras que fuera el mercado es enorme. Piensa que, por poner un ejemplo, para un japonés, un grupo de funk español es muy atractivo por exótico”. Me alegro por ellos, aunque no deja de ser una lástima que tengan un ‘target’ nacional tan limitado, tanto ellos como otras formaciones españolas con las que tienen afinidad de estilo, caso de Speack Low, Ortofonk o koniec.
El tiempo vuela. Tras despedirme de la pareja, reclamada por el local de ensayo, mi discman hace lo propio conmigo. Lo enciendo, aprieto el botón del play y una voz femenina tremendamente familiar y llena de groove canta “everybody say it loud, we got the funk” . Y que lo digas!

|


Imprimir
Opine sobre el artículo:
Envíenos su opinión
vía formulario
Atrás


© ELOJOCRITICO DIGITAL. ELOJOCRITICO DIGITAL se edita en Mancha Real (España, UE). C/ Callejuelas Altas, 34. 23100 JAÉN. Teléfono: (34) 953 350
992. Fax: (34) 953 35 20 01. Teléfono de atención al lector: 678 522 780
(llamadas a tlfno. móvil)


 Además...
 Reseña: Celofunk por Miguel A. 'Enlace Funk' Sutil
 Lea más información musical
 Opciones
 Imprima esta página
 Copia para imprimir
 Añada su comentario
 Envíenos su opinión
Recomendar artículo
cortesía de miarroba.com
FORO de Música
 Buscadores
Buscar en elojocritico digital
powered by FreeFind


Mapa del sitio
Google

 Webs otros medios



Publicidad